miércoles, 21 de marzo de 2018

[La hija perdida de Sirius Black] Capítulo 9 - Navidad, dulce, dulce navidad.


Un picotazo en la mano me despertó de golpe, sacándome de mis más dulces sueños.
Cogí aire y suspire con felicidad.
-El olor a la navidad…-dije levantándome y yendo al pie de mi cama.
En él unos paquetes envueltos en papel de regalo se amontonaban de todos los colores, tamaños y formas.
Abrí el primero que cogí.
Estaba envuelto en papel de color verde oliva y que tenía una pequeña tarjeta.

De tus queridas tía Andrómeda y Prima Dora.
Esperemos que te guste, aunque ya sepamos que te va a gustar.
Feliz navidad, Andrómeda y Dora.

Abrí el paquete encontrando un maletín de cuero encantado con los productos de cuidado de escobas mágicas.
-¡Por Merlín! ¡Es genial!-Dije casi llorando de la emoción.
El siguiente fue una caja con un variado surtido de chuches de los gemelos.
Sonreí y empecé a comerlos.
Otro de Harry con unos artículos de broma.
El último paquete fue uno de con envoltorio naranja chillón de parte de la señora Weasley que como todos los años me enviaba un jersey hecho a mano.
Este año era de color gris claro con letras negras, a juego con mis ojos y mi pelo.
Me lo puse sobre mi camiseta y cogí la carta que había encima de mi cama.
Era una carta de Hagrid deseándome feliz navidad.
Bajé y me encontré con los gemelos, Ron y Harry con los jerséis de la señora Weasley puestos.
-Hola chicos-dije sentándome junto a ellos.
-Hola Lyra-dijeron sonriéndome.
-¿Qué tal la mañana?-les pregunte.
-Genial-respondieron al unísono los gemelos.
-Bien-dijo Ron.
-Es la mejor navidad que he tenido en toda mi vida-dijo Harry contento.
Le sonreí.
-Espero que te haya gustado mi regalo Harry, resulta que mi tía y mi prima me han regalado lo mismo que te he regalado a ti-dije riendo.
-Gracias, lo usare para la escoba-dijo Harry mientras yo me comía una varita de regaliz.
Los días pasaron rápidos y divertidos en lo que el pobre Filch sufría continuas bromas pesadas de parte de los gemelos y de mí.
Respecto a Harry y Ron, siempre iban de un lado a otro.
Algo tramaban estaba segura de eso.
Una tarde en la que jugaba a las cartas explosivas con los gemelos en la sala común ya que fuera había una tormenta de nieve Harry y Ron se sentaron susurrándose cosas lejos de nosotros.
Al caer la noche salí de la sala común y me puse a merodear con el mapa del merodeador.
Encontré a Harry en una sala al lado de mí y decidí entrar.
-Harry ¿Qué haces aq…? Ahhhh… Parece que has encontrado el espejo de Oesed-le dije haciendo que se asustara de lo concentrado que estaba sonriéndole al espejo.
-Lyra…que susto me has dado-dijo Harry suspirando a lo que le sonreí.
-Deberías dejar de venir a ver este espejo, yo lo encontré hace un mes más o menos y Dumbledore lo cambio de sitio aunque ya había decidido no volver a verlo ni a buscarlo, sabía que no tenía sentido quedarme mirando un espejo-le dije poniendo mi mano en su hombro derecho mientras le sonreía.
-¿Enserio lo encontraste y decidiste dejar de verlo?-dijo a lo que yo asentí-¿y que viste?
-pues veras…sabes que hace un tiempo los gemelos no me hablaban ¿no?-el asintió-pues me vi con ellos gastándole bromas a Filch-dije volviendo a sonreírle.
-¿y ahora?-dijo Harry.
-A mis padres-dije sonriéndole a Harry-y supongo que tú también ¿no es así?-dije para que el asintiera triste.
-Debes saber Harry que con más que mires el espejo tus padres no van a volver, al igual que los míos-le dije pasando mi brazo por sus hombros-y aunque lo que digo no suene muy consolador debes pensar que tus padres siempre estarán contigo, aunque tú no los veas siempre estarán aquí-dije señalando se pecho-en tu corazón.
El asintió.
-Aparte, me tienes a mi eres como mi hermano pequeño-dije revolviéndole el pelo a lo que el rio.
-Venga Harry vámonos-dije a lo que el asintió y yo eché la sabana por encima del espejo.
Aunque no estoy segura de sí Harry dejo de ir a ver el espejo, estoy segura de que aunque hubiera vuelto el Profesor Dumbledore le habría hecho entrar en razón diciéndole lo mismo que me dijo a mi hace un mes.

Harry, aunque pienses que estas solo, siempre hay alguien contigo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario