miércoles, 21 de marzo de 2018

[La hija perdida de Sirius Black] Capítulo 12 - La cámara de los secretos ha sido abierta de nuevo...enemigos del heredero...temed...


El día de coger el Expreso de Hogwarts había llegado y como siempre llegábamos justos, este año Ginny entraba su primer año en Hogwarts.
-Percy, George, Lyra, Fred ir vosotros primero-dijo el señor Weasley y pasamos en orden corriendo por la pared para luego guardar nuestras cosas en el tren y coger compartimento los gemelos y yo juntos.
Durante la cena ni Ron ni Harry aparecieron y Ginny como toda Weasley termino en Griffyndor.
Le di un abrazo mientras se sentaba a mi lado y comíamos en el banquete.
Los gemelos y yo nos miramos cómplices mientras comíamos.
Una explosión se oyó en el pasillo seguido de un grito de Filch.
-¡Weasleys, Black! ¡Veréis cuando os pille!-grito Filch desde fuera.
Estuvimos toda la mañana en clase con el mago del que nunca me acuerdo el nombre. ¡¿No se podía callar por un momento y dejar de hablar de él mismo?!
Me dormí en clase mientras los gemelos me miraban divertidos y se burlaban del profesor.
Un grito me despertó de golpe.
-¡Señorita Black! ¿Verdad?-dijo el profesor gulzeroy o algo así.
-Si profesor Gulzeroy-dijo bostezando mientras levantaba la cabeza y le miraba aburrida.
-¿Se aburre con un mago al que han premiado como mejor atractivo cinco veces en corazón de bruja?-dijo sonriendo.
-Disculpe profesor, pero esas cosas me parecen una tontería, es muy mayor, nada atractivo y estamos en clase no en un discurso sobre su biografía, así que sí, me aburro-dije bostezando mientras los demás se reirán.
-¡Basta!-grito el consternado-esta tarde estará castigada, a las 8 en mi despacho.
-¿Quiere que me aburra más, profesor Gulzeroy?-dije cansada mientras se volvían a reir.
-Es Gilderoy no Gulzeroy-dijo.
-Entendido profesor Gildengirl-dije haciendo que se rieran más.

-Creo que le va a dar algo ¿has visto su tic en el ojo?-dijo Fred riendo.
-Un incompetente menos en este mundo-dije bostezando mientras andaba hacia el gran comedor.
-Ahí va nuestra pequeña Lyra…-dijo Fred soltando “lagrimitas”  a la vez que George.

-¿Esa no es tu lechuza Ron?-Dijo Seamus mientras todos la mirábamos venir mientras comíamos y apartaba mi vaso y plato que había llenado previamente hasta arriba.
- ¿Por qué apart…? -dijo Seamus pero fue interrumpido cuando la lechuza aterrizo/cayó desmayada arrastrando media mesa con ella.
-por eso…-dije poniendo mi plato y vaso de nuevo en la mesa para seguir comiendo.
-oh no…-dijo Ron.
-Atención, Weasley ha recibido un vociferador-dijo Seamus.
-Ábrelo Ron, la última vez que no abrí uno de mi abuela fue horrible.
Cuando Ron lo abrió la voz de la señora Weasley amplificada se oyó por todo el comedor.
Después de comer Fuimos al campo de Quidditch a entrenar pero de camino el equipo de Slytherin también iba para allá. Wood pidió una excusa del porque y dijeron que tenían nuevo buscador, nada más y nada menos que mi primo Draco que había pagado su entrada al equipo con nuevas escobas nimbus 2001.
Poco después Draco llamo a Hermione Sangre sucia y Ron la defendió, aunque le revotó el hechizo a él mismo porque su varita estaba rota, resumiendo, Ron termino la tarde escupiendo babosas.
A las 8 fui al despacho del profesor Gildengirl y me encontré la sorpresa de que Harry también estaba castigo, entre los dos respondimos todas las cartas de admiradoras del profesor.
-¿Cómo?-dijo Harry.
-¿Perdón?-dijo el profesor a lo que yo les mire con confusión.
-Esa voz… ¿no la habéis oído?-dijo Harry a lo que yo negué con la cabeza y seguí firmando fotos.
-¿De qué me estás hablando?-dijo el profesor.-te noto un poco adormecido y no me extraña mira qué hora es llevamos casi cuatro horas me espanta ver el tiempo cuando se goza.
-Me espanta…-repitió Harry.
Poco después salimos y me fui a la cocina de Hogwarts donde los elfos me sirvieron de todo.
Al salir de las cocinas me dirigí a la puerta del comedor donde estaban saliendo todos los alumnos y me tire encima de los gemelos que pasando cada uno un brazo por mi cintura sonrieron.
Empezamos a hablar de trivialidades o mejor dicho de cómo gastar una broma  a nuestro nuevo objetivo el profesor Gildengirl.
La gente se amontonaba alrededor de una pared y no veía con todas las cabezas que es lo que miraban tan espantados.
-George… ¿ves algo?-dije cogiéndole de la manga de la túnica.
-em…..es mejor que no lo sepas Lyra…-dijo pasando un brazo por mis hombros acercándome a él.
Vi temor en sus ojos y también que con su simple contacto no me daba miedo fuera lo que fuera.
Conseguí leer lo que ponía y divisar a la gata de Filch colgada e inmóvil.
Con sangre estaba escrito en la pared.

La cámara de los secretos ha sido abierta de nuevo…enemigos del heredero…temed.

Me acerque más a George, abrazándole por la cintura mientras él me acercaba más por los hombros.
-oh…por merlín…-dije horrorizada.
-¿Qué ocurre aquí? Dejadme paso, apartar-dijo Filch empujándome y estampándome contra el pecho de George mientras me sonrojaba y mi pelo se volvía rojo, una corriente eléctrica recorría mi cuerpo.
¿Por qué? No lo sé.
-Potter… ¿Qué haces tú…?-empezó Filch.
-¿Esta hay Harry? Por merlín-dije preocupada mientras George me abrazaba por la cintura.
-Señora norris….Tú has asesinado a mi gata-dijo Filch con tristeza y pesadez echándole la culpa a Harry.
-no, no-dijo Harry.
-Te mato ¡Te matare!-grito Filch.
-Sera…..-dije por lo bajo con mi pelo rojo enfadada.
El director Dumbledore llego y nos mandó a todos menos a Harry, Ron y Hermione a los dormitorios.
Caminamos los tres juntos hacia la sala común todavía con el brazo de George sobre mis hombros y mi brazo por su cintura.
-Seguro que no es nada…no te preocupes…-intentaron tranquilizarme George y Fred.
-¿Habéis visto la cara del Profesor Dumbledore? No ha terminado la frase, nos ha enviado a los dormitorios… y además estaba escrito con sangre…-dijo con el pelo azul del miedo.
-estaremos bien…-dijo Fred.
-Creo que voy a dormir con un ojo abierto-dije con una pequeña risita a lo que los gemelos rieron.






No hay comentarios:

Publicar un comentario