miércoles, 21 de marzo de 2018

[La hija perdida de Sirius Black] Capítulo 3 - Potter, el nuevo buscador de Griffindor.


Ya había pasado una semana de clase, y como todos los días mi fénix me despertó de un picotazo en la mano.
-Fire, déjame dormir…-dije adormecida recibiendo otro picotazo en la mano.
-vale, vale ya voy-dije levantándome de la cama y cogiendo la ropa para meterme al baño.
Quince minutos después ya estaba corriendo por los pasillos para llegar a tiempo a las mazmorras.
Llegue cuando Snape estaba abriendo la clase y pase colocándome al final con los gemelos y Lee Jordan.
-Hoy intentareis hacer la pócima para dormir, abran el libro por la pagina 245 y empiecen a hacerla-dijo Snape dando vueltas por la clase.
Me fui al armario y saque los ingredientes: Mocos de Flobberworm, Ramito de lavanda, Ramitas de valeriana, Ingrediente Estándar.
Lo puse todo a un lado del caldero y empecé a hacerla.
Añadí cuatro ramitas de lavanda y dos medidas de ingrediente estándar al mortero para luego triturarlo.
Luego vertí dos gotas de mocos de Flobberworm y dos medidas de ingrediente estándar al caldero.
Calenté a fuego lento y añadí tres cantidades de lo que había triturado.
Di el toque de varita y espere el tiempo correspondiente.
Cuando termine de esperar añadí dos medidas de ingrediente estándar y lo coci el tiempo que ponía para luego añadir cuatro ramitas de valeriana y remover siete veces en el sentido de las agujas del reloj y volver a dar un toque de varita finalizando la poción.
-Al fin termine…-dije soltando un suspiro y poniendo un poco de la poción en un tubo de muestra que daría al profesor al final de la clase y eche unos cuantos más para mí guardándolos en la mochila, me sería útil luego.
Como siempre Snape pasaba de mí y no me decía ni mal ni bien.
Salí de allí rápidamente y me fui a transformaciones con Mcgonagal.
Una clase aburrida, pensé.
Hasta que hablamos de los animagos, entonces sin demostrar nada preste atención, a la noche iría a mirar.
A la hora de comer en el comedor Wood vino corriendo arrastrando a Harry con él.
-¡Chicos! ¡Ya tenemos buscador!-dijo feliz poniendo delante suya a Harry haciendo que escupiera el zumo de calabaza en la cara de Lee que estaba enfrente mía.
- ¿Harry? pero si es de primero…-dije confusa para que Wood nos explicara emocionado la jugada de Harry en su primera clase de vuelo, lo que me hizo sonreír.
-Felicidades Harry, yo soy una de las cazadoras desde el año pasado, Fred y George son los golpeadores y Lee es el comentarista. -dije mientras señalaba-no nos falles ¿eh? No queremos ver a Wood poniendo entrenamientos extra-dije de broma ganándome una queja de Wood y risas de toda la mesa.
Me fui a dar una vuelta con los gemelos y le pusimos unos bombones a Filch bañados en la pócima para dormir que yo había hecho.
Al momento callo roncando al suelo.
A la señora norris le lance un frasco que contenía una poción para cambiar de color el pelo dejando a la gata de los colores del arcoíris, y a continuación hicimos explotar un váter que le mandamos a Ginny con mi Fénix.
Filch despertó y nos persiguió, yo me separe de los gemelos que siguieron huyendo de Filch y baje las escaleras de dos en dos peldaños.
A la altura del tercer piso caí sobre alguien tirándolo al suelo.
Me levante de golpe y mire para todos lados y viendo que no venía Filch, suspire y mire a quien había tirado al suelo que se había levantado y me miraba sonriendo.
-Wood otra vez te tiro al suelo-dije sonriendo nerviosa.
-sí, se te va a hacer costumbre-dijo riendo-pero da igual te estaba buscando-dijo.
-¿a mí? ¿Para qué? no serán más entrenamientos bajo la tormenta ¿no? La última vez termine en la enfermería…-dije recordándolo.
-ohhh no, era porque este sábado hay una salida a Hogsmeade y bueno….era por si querrías ir conmigo-dijo nervioso.
-¡Claro!-dije nerviosa con mi cabello rojo como el fuego.
-entonces nos vemos a las 10 en la entrada del castillo-me dijo sonriente.
-vale, allí esta…-empecé a decir pero pare al escuchar a Filch en lo alto de las escaleras.
-¡¡¡¡Señorita Black!!!! La pillé…-dijo Filch a lo que salí corriendo gritándole a Wood un ya nos vemos.
Cogí un Pasadizo secreto y gire a la derecha entrando en el retrato de la señora gorda y así a la sala de Gryffindor.
Caí rendida al sofá y allí estaban los gemelos riendo.
Suspire recordando que tenía una cita con Wood.
-¿tanto te ha hecho correr Filch?-dijo Fred.
-no lo sabes tú bien, estaba hablando con Wood y Filch me  ha perseguido…casi me coge…-dije.
-¿Con Wood? ¿De qué? Ese no sabe hablar de nada mas que no sea Quidditch-dijo George.
-Hemos quedado para ir el sábado a Hogsmeade juntos-dije con el pelo rojo soltando un suspiro.
-¡¿Que, Que?!-Dijeron los dos a lo que yo asentí contenta.
-pues lo que oís, que iré con Wood a solas a Hogsmeade-dije emocionada.
George bufo y Fred se rio.
-¿Qué pasa?-dije mirándolos.
-Pues que a Ge…-dijo Fred para que George, tan rojo como su pelo, le tapara la boca.
-pues que ayer nos encontramos una sala y tenemos pensado volver a ir mañana-dijo George nervioso.
-ohhh ¡¡¡genial!!! Quiero verla-dije emocionada.
George suspiro y Fred se volvió a reír.
A la noche, y después de asegurarme que todos estuvieran durmiendo, salí de la sala común dirección a la biblioteca con el mapa del merodeador.
Filch se encontraba en otro piso y la gata igual así que sin ninguna preocupación fui a la parte prohibida y empecé a buscar con el lumos de mi varita.
Poco después ya tenía varios libros así que volví a la sala común para subir las escaleras y meterme en mi cama echando las cortinas.
Estuve apuntándolo todo en un pergamino y cuando amaneció lo escondí todo bajo mi cama.
Dentro de poco empezaría mis prácticas para ser animaga, pensé alegre para acostarme a dormir lo poco que me quedara para las clases.
-mañana no voy…-dije antes de quedarme durmiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario